top of page
  • Foto del escritorJesús Castro Rodríguez

SOBRE PSICOSIS Y GENÉTICA (II)

Una persona inquieta e interesada en estos asuntos y que además posea un nivel cultural medio, inmediatamente empezará a cuestionarse el asunto de la heredabilidad genética de la esquizofrenia o de la psicosis. Pensará que o bien unas pocas de esas personas diagnosticadas son como Atila el Huno (al parecer un porcentaje significativo de la población mundial lleva sus genes) o el asunto no se sostiene.

Dado que la medicina contempla como una patología a este conjunto de síntomas que llamamos psicosis o esquizofrenia, en términos Darwinianos (con perdón) esta característica genética se consideraría como desadaptativa, y por tanto lógicamente tendría que ir desapareciendo con el paso del tiempo.

Hay datos que efectivamente demostrarían que reproductivamente hablando esto es así. Las tasas de suicidio (sin atender a las motivaciones de los suicidas) son mayores entre las personas diagnosticadas con algunas de las etiquetas pertenecientes a los trastornos psicóticos, y las tasas de emparejamiento y reproductivas son menores.

Es decir, las personas con trastornos mentales graves se suicidan con mas frecuencia que la población "normal" y además se emparejan y tienen hijos también con mucha menos frecuencia.

Si además seguimos con el discurso de la trasmisión genética, es lógico deducir que los hijos nacidos de personas con trastornos psicóticos heredarán esos genes con lo cual se tendrán muchas mas posibilidades de no reproducirse o acabar con la propia vida. A pesar de esto, las tasas de prevalencia se mantienen estables con el paso de las décadas, e incluso aumentan dependiendo de algunas circunstancias.


Por otra parte, y aquí voy a hablar con una ironía ácida, algo de genético, desde luego, tiene que existir en esto de la/las locuras, cuando el ser emigrante te incluye en un grupo de riesgo. En Canarias, hasta ahora, la palabra emigración o inmigración evocaba saladas aguas, madera de palé, y ahogamientos múltiples de seres evidentemente infradotados para la supervivencia, dada su incapacidad para cruzar a nado una centena de kilómetros desde la costa Africana hasta la gloriosas costas de Canarias. Obviamente, mas allá de la ironía, tendríamos que buscar un argumento realmente retorcido, para concluir que las personas emigrantes, portan un gen que les permite sobrevivir a una duras, durísimas condiciones existenciales, pero que a su vez está ligado a una mayor vulnerabilidad genética para desarrollar una psicosis, especialmente si se tienen en cuenta los datos que les presento a continuación.

En los últimos años, además de los alucinantes avances en neuroimágen que conseguirán dotar a la psiquiatría de su arma mas definitiva y definitoria, se han hecho interesantes y jugosas encuestas, estudios, y macroestudios para saber cuales eran algunos de los factores de riesgo implicados en esto de desarrollar una psicosis. Y resultó que uno de esos factores de riesgo era ser emigrante. Si además se comprueba que este factor se une con el hecho de crecer en una gran ciudad, entonces las papeletas las tenías todas tú si ese era tu caso. En un librillo de lectura ligera titulado "The Invisible Plague" de Fuller y Miller, apuntan a la urbanización, como la responsable de los males mentales del mundo. Según cuentan estos autores, entre los años del Señor de 1600 y 1700 la población de Londres se triplicó, y entonces, lo que hasta aquel momento era algo anecdótico, se convirtió en un asunto digno de interés: la enfermedad mental grave.

En otro estudio, realizado en los años 70 del siglo pasado con toda la población nacida en Suecia, encontraron que como factor de riesgo, el tamaño de la ciudad donde se residía era un factor importante para eso de desarrollar una psicosis. Según los autores "ciertas características que definen a los individuos como diferentes respecto a la mayoría de la gente en su entorno local pueden aumentar el riesgo de padecer psicosis".


Les invito, por último, a leer alguna cosa sobre una relativamente nueva área de conocimiento: la epigenética. Relativamente nueva, aunque ya existe una empresa que cotiza en la bolsa Española (Oryzon Genomics) que trabaja en la producción de moléculas que se basan en este área, que viene a complejizar aún mas las cuestiones de la herencia, especialmente cuando se habla de los trastornos y/o enfermedades mentales.

Por tanto, la evidencia científica de que disponemos actualmente, apunta de forma sólida, a que hay factores como la emigración, o el sitio donde uno reside (rural o urbano) que están a la base del desarrollo de una psicosis. De las bases genéticas, a día de hoy, no existen mas que especulaciones y muy poco mas, aunque desde luego, asumo que el que escribe no lo sabe todo ni lo pretende.



8 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page